Cestas de mimbre

Están de moda, son súper multifuncionales, estéticamente combinan con (casi) todo y están hechos de un material natural reciclable. Los cestos de mimbre se han convertido en un producto muy común en los hogares, ya sea como decoración, almacenaje o incluso como macetero. Pero qué te vamos a contar a ti, que si has llegado aquí es porque estás buscando comprar una cesta de mimbre. Pues vamos al lío, a continuación te presentamos una selección de los mejores canastos de mimbre ecológicos.

Cestas de mimbre como decoración

Un modo muy habitual de utilizar las bandejas de mimbre es como decoración del salón o habitación. Hay cestas de mimbre cuadradas, rectangulares e incluso para colgar en la pared que pueden darle un toque distintivo al espacio, sobretodo si las decoramos con flores u otros elementos que les den más vida. Creemos que las que vas a ver a continuación, como por ejemplo las cestas de mimbre blancas, te van a encantar.


Cestas de mimbre con tapa

Estos cestos ecológicos también nos sirven para almacenar todo tipo de cosas y objetos. Por ejemplo, si anhelas un cesto ropa sucia de mimbre, una caja de mimbre grande para guardar verduras u organizar tu despensa, o una cesta más pequeña para ordenar el maquillaje aquí vas a encontrar lo mejor de lo mejor.


Cestas de mimbre para setas

No, obviamente no podía faltar esta pequeña pero importante sección. Vivimos en un lugar con tradición de buscar setas en la montaña y para ello, el mejor aliado es un cesto de mimbre, ya que entre los huecos de la cesta permite que las esporas de las setas caigan al suelo y no nos las comamos (dichas esporas son su medio de reproducción). Así que echa un ojo a estas cestas de mimbre con asa que también podrías usar para ir de picnic o a la playa


Alternativas a los cestos de mimbre

Como sabes, hay varios materiales a parte del mimbre que se utilizan para fabricar cestas y cajas para decorar o almacenar aquello que necesites. Algunos de estos materiales son el ratán, el bambú o el algodón, y todos ellos son materiales naturales completamente reciclables. Por ese motivo, en caso de que no hayas encontrado lo que buscas, queremos compartir contigo otras opciones que también son sostenibles y con un estilo semejante al de las cestas de mimbre y caña.


Cestas de mimbre baratas

Si te preguntas dónde comprar cestas de mimbre online a buen precio, estás en el lugar ideal. Hemos hecho una búsqueda de mercado para traerte los mejores cestos de mimbre que hay actualmente y hay de todo tipo. Las canastas de mimbre para plantas están muy de moda y verás que hay múltiples modelos, al igual que con los cestos de mimbre para mantas. Con ellos, puedes decorar tu hogar a muy buen precio.

También son muy populares las canastas de mimbre para bebés, ya que son ligeras, fáciles de llevar y quedan bien con todo. Por eso no nos queremos olvidar de presentarte algunas cestitas para las cremas, la ropa o los pañales del bebé.

Características de los cestos de mimbre

Las principales virtudes de las cestas hechos con mimbre son varias. Primeramente podemos destacar su resistencia, que las hace muy versátiles para que te las puedas llevar de excursión a cualquier sitio. Además, son bastante ligeras y no te cansas de llevarlas a los cinco minutos, deseando haberlas dejado en casa.

Otra ventaja que tienen es su estética, esa mezcla de estilo rústico-natural junto con la infinidad de colores en que las podemos encontrar, ofrecen una buena variedad de modelos para todos los gustos. Y lo mejor, es que si las cuidamos y queremos personalizarlas, siempre podemos pintarlas y decorarlas a nuestro gusto. ¿Cómo se pueden pintar? Enseguida te lo contamos.

¿Cómo pintar los cestos de mimbre?

Si quieres darle una segunda vida a una cesta de mimbre, siempre la podemos pintar y para ello lo mejor NO es usar una brocha y pintura como haríamos normalmente. La mejor opción es pintar la cesta de mimbre con pintura en spray. Así que vamos paso a paso.

Primero de todo, hay que hacer los deberes y preparar un espacio donde podamos pintar con spray sin hacer ningún destrozo. Seguidamente, empezamos a pintar. Recuerda que hay que ir agitando el bote de pintura para que el spray salga con más fuerza y el acabado sea mejor. Además, el modo de pintar más recomendable es con pasadas cortas en direcciones tanto verticales como horizontales. Una vez terminado, hay que dejar que se seque bien y si es necesario se hace un repaso. Por último, para darlo por terminado se puede barnizar (también con spray) y de este modo proteger más el mimbre y la pintura.

Por si te animas a pintar a tu gusto una caja de mimbre, te dejamos a continuación sprays y in video de cómo hacerlo.


También te puede interesar…